martes

Contra lo cruento y violento

En pasos lentos
de homos cruentos,
se arma la alarma,
que alumbra
el nacimiento de una idea.

En tiempos violentos,
de sueños muertos,
se arma un espacio
que abunda
la creación del universo.

En pasos de espacios
despierta la palabra,
que funda y desenfunda
el poder de convencimiento.

Los pilares que arman
contra lo cruento y violento.
Un espacio, sideral.

Período de recuperación

El período de recuperación
ensimismado,
de tanto hastío estival
que depreda la voluntad
del quehacer a voluntad.

Se incendia roja austera
como una ninja del silencio,
en si insignia del mar,
que se encuentra solo
y se saluda a sí, y al desierto.

Qué extraña se te ve la noche,
de palabras cansadas
en contextos de histeria
y tan rodeada de hombres,
libidinosos tantos,
que arcadas provoca.

miércoles

Estivales

Como planetas,
como satélites,
como estrellas,
desde la mañana
de la noche a la mañana,
despertar.
Encontrándonos,
formando una galaxia,
bajando y subiendo la montaña
a la orilla que arrulla
tu sonrisa,
como una suavidad
de la mañana a la noche
de todos los mañanas.

Los pibes

Tres
en el nombre del hacer,
lo preciso y ejercitado,
como pájaros que aterrizan
buscando la piedra que los parió.

Tres
agachas de calor gastados,
entramados de gamas varias,
empapelados, atemperados,
con poderes templados
y callos ensolventados.

Si hay número cuatro
es el/la  viajero/a que atraviese
cada mambo enjabonado,
de ese lustre que sale
sin querer queriendo
y queriendo a crecer.

Delay binario

Un jardín
de agua y alfombras,
se abre expandido,
mientras la mañana llovizna
hallándose sola esperando.

Casi son bises los años
de acciones bellas inicuas,
incomprendidas
casi primaverales de encanto,
casi un atisbo,
ya que fue una brisa.

Mientras la mañana llovizna
pasado por agua,
duerme el día pasado de noche,
que invadido de grados,
desea arena en el viento derramar.

Habitar

Habitar
como si fuera
el fin de los tiempos.
Habitar
con las vísceras
para desplegarse en verdad,
y evitar escapar
si realmente se sabe
a donde ir.
Habitar
con el hambre
de querer más,
y saber
que por lo pronto
hay.

Así

Así el viento
te empuje a ser,
así el aire
jamás te falte,
y el agua te envuelva
para que aprendas a flotar.

El espacio motor
rodeará todo incendio,
para saber la estrategia
de inundación.

Así el día
en movimiento te explique,
que el miedo es temporal,
deberás saber
que en la creación
existen ecos reverberantes,
delatando la propia experiencia,
así dejar
que miedo alcance al tiempo,
y soltar.

Obra en espera

Es como un encanto
prohibido,
ese que te vigila
desde adentro.

Es como una traba extraña,
desafiante casi guapa
porque es su estado culmine.
Hay una variación titilante
que se jacta de lo incomprensible del acto.

Una escena perpetua,
que reitera
toda su textura
y retoma su elección
con la idea de reivindicar.
Reivindicar ese contexto
que inundado de sí,
en la noche,
espera ser activado,
como un botón de máquina
o una bomba silenciosa,
desperdigada por todo el campo
de lo que quiera mi mente.

Solitario

Presencia y esencia,
aura.
El coser del placer desde el centro,
busca su propio equilibrio.
Lo cierto, bravío es el cruce.
Cadencia primera choca y formula un choque,
la segunda cadencia formará un talismán,
y otro talismán.

Reserva

Guardo la pausa
y con energía desato
los nudos eclipsados
que sin querer queriendo
se avispan como taladros.

Le sugiero a esa reserva
agitar su ánimo,
para dar espacio a los cantos
que comen la madera del árbol,
la luz y su agua de mi sembrado.

Reconciliar la noche
cazando fantasmas y monstruos,
asi levitando lo incomunicado,
esa energía inerte
se irá encausando.

Desde el centro busca su propio equilibrio.

viernes

Estrepitoso

Cero tres del primero del tres.
Tres es doble cero del mes tres.
Tres es cero y uno del primero.

Tres es cientos dos para ser tres.
Tres cero tres, primero ser tres del primero del tres.
Lo ciento es lo cierto.

Estamos

Estamos al principio,
acomodando los pies,
clarificando la voz,
emparejando los dientes.

Estamos bravíos y emotivos,
del otro lado de la vereda,
es un arte de Marte
con setenta días contados.

Estamos reemplazados
con los cuerpos usurpados
y la sangre desconcertada,
moviendo la figura
para no ser abducidos
en el cambio.

Intacto

Es invisible,
el acto invencible
de poder integrar,
hacer la energía vibrar,
en la cumbre
o al saborear la tierra.

Es casi imposible
conocer lo que acontecerá
en ese espacio neutral,
entre el riesgo que te corre
y la sorpresa del movimiento.

Es inasible,
el segundo que determina,
un plamear interrumpido
o un levitar sostenido.

La situación

Hacer que da,
la boca,
de un fuego,
color sideral,
preparado para sentir
la invasión, la situación.

Tu noche está,
partiendo,
y el hambre
quiso despertar,
el ayuno es una comodidad,
alimentar la situación.

Hacer que va creciendo,
mientras el cóndor pasará.

Hacer que va haciendo,
en la luz está la oscuridad.

Hacer que va sintiendo,
el coser del placer.

martes

Negro y blanco

Actualizar,
es como volver a conocer,
lo complejo del azar,
y lo impredecible con sutil aroma cocido.

Actualizar es anteponer,
un prefijo a la lengua,
generando nuevas perspectivas,
aunque se asemejen a las aprendidas.

Actualizar la sorpresa,
mientras se busca una salida,
evitando el ablande y salando las heridas,
para dejar de ser presa,
y convertir los días en la propia vida.


Explotar

Explotar en suspiros
con unos cuadros parlantes,
mientras se oyen frías suaves
las palabras que enumeran
con cariño tibio Dionisio,
con parlantes claros
vocales sin consonantes.

Explotar en pausas
bajo un aire fuerte en corcheas,
mientras tiembla el techo
y el suelo se afianza,
donde un conjunto explota
fluyendo ríos de baba.

Explotar de a tandas,
explotar los dos juntos,
es bien bravo el solsticio,
es poderoso el festejo.

lunes

La oscuridad

Habría que sacar
todo ese pantano oculto,
que es hoy cuando
la noche abunda.

Habría que desvelar
para poder encontrar la búsqueda,
si es que desde el entorno
hay una intriga.

Habría que desplazar
todos los misterios,
encarnados por otra piel
y así dejarlos tranquilos.

Habría que develar
lo que no se sabe a ciencia cierta,
y no es parte fundacional
pero es mentira sin ser verdad.

Habría que separar
la pura inconsciencia,
de lo que ha permitido aflorar
en los jardines secretos.

Habría que decir
que realmente estremece
eso extraño imparable,
que no huele causas
ni saborea consecuencias,
que titubea por el pecho,
a la distancia en la lontananza.

Rugir

Bordar
cada elemento
que ruge momentos,
bordar
cada momento
que ruge elementos,
rugir cada palabra,
rugir los elementos,
rugir los momentos,
para que ellos
podamos bordar
y ser estrellas
en el tiempo.

Dínamo

Algún lugar,
de lo que hay para ver
deshaciendo se estará,
cuando la energía neta
nos absorba la piel,
entre tantas cataratas
habrá un silencio dínamo.

Esa poesía fluctuante
vibra en todos los pasos,
deshaciendo se estará
cuando las palabras huecas
perpetren nuestra casa,
entre tantos incendios
habrá un silencio dínamo.

Algún lugar
que nos absorba la piel,
deshaciendo se estará
si no ahogamos y reposamos
en fuego al mínimo.

Es poder

Yo pienso que es poder
todo lo que está,
es poder por potencial,
de querer ser algo más,
de ser casualidad,
de ser transformable,
de lo bellamente indomable.

Es poder también, porque hay posibilidad.
Miles de posibilidades que se juntan y ninguna es,
pero con la facultad puede empezar a ser,
y quizás termina en lo deseado.

A borbotones

Así como todo lo que te deja,
es tu senda la que guiará
el sentido de lo que te toma
en la infinidad de lo posible.
Así, como aquello que hace historia,
entre el diálogo irrumpirá
y esas marcas, esas voces,
esos licores que inundan,
vendrán del cielo,
lento.
Y mientras tanto,
una herida suave
imparable,
que desde lo oscuro
hizo, hace, gotas.

Amanecerte

Me es certera
la firmeza del placer,
que abunda,
que se desarrolla,
así como un derrame,
de todo aquello que sabía
y ahora,
se eleva.
Como un plamear de águilas,
destellos imparables,
algo así como una aurora boreal.


Toda cosa

Y si anidar un vaso
es como dejar la presencia?
sostenida, florecida,
húmeda y corroída.
Una presencia de esencia
así como fantasma,
como un brote preciso,
precisamente precioso,
que crece y solo crece,
sin nosotros aquí saberlo.

Sobre cada vaso,
sobre cada hoja,
y en cada rincón,
habrá un simulacro,
un constante simulacro,
de convivir con lo pasado y lo presente,
de hacerlo instante,
de ser tierra y no aire,
porque el fuego mantiene viva la memoria
y al encenderlo, la revisita.

miércoles

Penumbraba

Cuando desnuda se arme la noche
conoceremos el poder
aquel que sólo es lenguaje
de lo innombrable.

Cuando desnuda se arme la noche
conoceremos lo irreconocible
mientras el limbo quedará absuelto
y no habrá forma que pueda
delimitar el impacto.

Cuando desnuda se arme la noche
no existirá el espacio
porque todo lo sujeto y predicado
serán sublimados.

Astro

En tu silencio espectral
veras caer un símbolo
que aluniza en  un mar negro
brillante destellante.

¿Cómo los planetas juegan entre ellos sin nosotros saberlo?
Y en su pálida aparición
veras piedras muertas
que se fugan fugaces
muy lejos, lo suficientemente lejos.

En tu silencio espectral
desarrollarás la capacidad
de verte a ti mismo
cambiar
mientras el mar negro
brillante desafiante
juega con nosotros
sin saberlo.