miércoles

Bravo

Hay que comerse la ansiedad
y avasallar al espacio-tiempo
con el coraje de ser lo nuevo
que recibe al sol
y forma su propia sombra
caminando despierto.

Desde la luz
ya no existe sombra,
y en el sentir vivo
no hay espacio para el desespero.

Nuevo

Los actos del silencio
construyen un aurora
nacido de caminos mentales,
ubicando la dirección de los ojos
hacia todas las esquinas
que enfocan un deseo.

Esos pasos dejan un sendero
intocable pero puro y sincero,
configurando una luz
que parpadea aunque quiere brillar.

El deseo se mentaliza,
el objetivo es materializarlo.

Anti

Declaro la guerra a todo lo que detiene el propio crecimiento.
Declaro la guerra a los medios que aíslan, que falsifican realidades.
Declaro la guerra a la moralidad oculta disfrazada de libertinaje.
Declaro la guerra a los depresores, derrotistas incalculables.
Declaro la guerra en modo de indiferencia a los relatos desalmados.

Mientras

Como un espanto desenfrenado
ladra sin ser escuchado,
en la búsqueda profunda
del silencio a la congoja.

Desplaza sus cosas,
aprieta los dientes,
comprende en el día,
extraña en la noche,
piensa entre potenciales ruidos,
el verano y su amparo,
mientras el espanto late
habrá que presentarse batallando.

Aislado

Invaden por sorpresa
unas ganas desgarradoras
que maximizan el vacío
permaneciendo estático.

La sensación indescriptible
de una quietud que revoluciona,
que no avanza ni retrocede,
y de a momentos desespera
sin resabios de calma.

El espacio detiene al movimiento,
la distancia esboza una duda,
la noche se vuelve espesa,
mientras tanto por dentro,
el pecho aúlla.

Pariente

Acaricia la noche
la pausa que ayuda a descifrar
aquella melodía que añora
la cercanía, el contacto,
que se desmaterializa en vano.

El silencio devora el espacio,
el espacio crece en silencio
y las huellas son armas
lanzas de batalla contra el viento.

Ese recuerdo cambia,
y revive infancias en menores acordes,
desde una extrañeza
un hecho o una vivencia,
resuena en un pasado familiar
que se lo pierde si se lo evita.

sábado

Cinco

Con cinco veces mas
con cinco meses das
en cinco pasos fuertes
de cuatro brazos blancos
desde cinco abrazos crece
tus cinco dichos son
las cinco luces son
con cinco lunas mas
de seis letras cantas
tu nombre y la suma de todos
los colores.

En Mayo dijo

Cualquier palabra
acomodada como si nada
despierta un disparo
con dirección de lo no guiado
desprovista de sombra
busco solo un significado.

Cualquier disparo
es como una palabra
que del pensamiento acongojado
busco algo guionado
ensordecida de la nada despierta.

Acomodamos las palabras,
a veces decimos sin techo,
es la suerte de lo no guionado
a veces te despierta un disparo.

Creciendo

Llevan hacia otro borde
los ruidos de las desesperaciones,
y mientras tejo una idea
hay alambres que todavía puede
que estén cortos.

Las naciones se llaman
quieren marcar territorio,
pensar que de dos mundos
solamente se despliega el alma.

Y hay también locos
con su espacio arremolinado
que sienten un plan
para extender los cordeles
de esos alambres locos.

Aprender sintiendo

Escuchar
callar y mirarse
sonreír
recorrer con las manos
travesía de traviesos dedos
sacudir el momento
olvidar lo siniestro.
Abrazar
comprender lo empañado
ahuyentar los dolores
entender
que la lucha fue siempre
y cuando se hizo de día
las tardes serían completamente
diferentes.

Movimientos del momento

Centrando las ganas
centrífugas las ansias,
centrípetas las almas
que se regocijan sabrosas
sin ser nada escandalosas.

Ese centro que se recorre
se estimula de a pasos
con la mente embebida
de potencias sensitivas
de materia contenida
desplegándose consciente.

Centrando las almas
centrífugas las ganas
centrípetas las ansias,
el espacio se detiene
cuando las miradas
se conectan.

Esa noche / Amanecido

Cantar con el murciélago
aquel que despierta lo que brilla,
el sueño resplandeciente,
tácito siempre latente
que como marabunta arrasa
esparciéndose en la naturaleza.

Canta como cuando amanecen
esas aves locas desinhibidas,
cantar en el sentido de tu boca,
murciélago,
bicho extraño de la noche
que apareciste pleno blanco
y con tus alas enormes
de la noche
me sacaste volando.

viernes

Vino la noche

No vi la noche
vino en espanto,
mientras aullaban
los zumbidos fueron
y de fondo palpito
un calor inquieto,
un fuego viejo,
que vibrando
entre perros
se dormía durante
su viaje a casa.

No vi la noche,
vino y no la vi,
vi el fuego,
vi el trueno.

Derribar

El poder de atravesar
el muro como concepto,
ese que sin mirar sigue erguido
pero habita solo
y se ilumina en lo desesperado.

El poder de mirarlo
y con la sola presencia
destrozarlo
como a mil hojas en Julio.

Aquel que se presenta en temor
es el más fuerte freno
el cual habrá que observar
para destrabar
lo que impide el vuelo.

martes

Expresión de deseo

Habrá que invadir la tierra
y no dejar que las sombras
de forma paranoide
inunden las voces.

Habrá que decir lo visceral
y no esperar al mundo,
no esperar sus modos y tiempos
que derrumban cielos.

Habrá que saber decir
amar, temer, surgir,
para luego enfrentar
el hielo del pasado
y lentamente derretirlo.

Lento y pausado

No dar lugar al contratiempo
es pensar más fuerte los encuentros.
No anclarse en cada espacio
sino hacer funcionar el propio.
No carbonizar los deseos
sino darle aire y fuego lento.
No insistir con desposeídos de alma
es construir imanes con seres llenos de luz.

Desarmarse para volver a armar
es lo que cada fuerza interior pide
cuando se está lejísimos
del calor y del color
con forma de halo.

Después

Después,
de las mareas tajantes,
de los rumbos modificados,
de las palabras negras,
de las voces con júbilo,
de las verdades y mentiras,
de las noches frías.

Se supo despojarse de inventos,
de esos cuentos morales
que predican cosas banales,
juicios, monstruos y males.

Después,
se puede sentir y dejar vivir,
sabiendo que lo nuevo y mejor
merece el espacio adecuado.

Desde el centro hacia afuera.

Seis y seis del seis

Son diez y ocho
las dieciocho
con tres minutos
o con cuatro sumados,
y entre distorsiones
hay aire y niebla de Mayo
que va recorriendo la sensación
que viene y que va
de las ganas bellas del reencuentro
con la pasión
y sus batallas de color.

sábado

Matar al rey cerebro

Si en un bosque cae un hombre
los árboles no sabrán ayudarlo,
si en un bosque cae un árbol
los hombres fundirán su cadáver.

Es tiempo de lo inmenso
lo intocable e inabarcable,
los que escarmientan las almas
serán un fragmento evitable.

Mientras tanto en la vorágine
es pacífico ser fuente
tomar por las astas hirvientes,
matar al rey cerebro
y a las sombras obsesas
que desquician la mente
que nos hilvana.

Matar a la reina espera

Es ciencia
que al encontrar lo nuestro
el camino que nos lleva
es el que menos calculo habita
y por el cual
las elecciones supremas
son las que el propio monte
indica.

Es ciencia
lo que tenemos en palmas
porque es menos peso
el que no se lleva ni se piensa,
cuando la noche anochece
más sabias son las palabras,
menos densa es la espera
si por la garganta se toma.

miércoles

Bandada

Ver las palomas volar
hace que las reinas crezcan,
como así las diosas teman.

Ver las palomas volar
mientras atraviesan perdidos
hombres, mujeres y niños
corroídos, casi dormidos.

Ver las palomas volar
hace que aparezcan indebidos,
entrometidos, los ojos hundidos,
mientras se empieza
a destruir la inocencia.

domingo

Fresco

Encontrar las voces
que en momentos de tormenta
aflojen los nudos mentales,
desanudando cada frescura
con glaciares entre manos
y momentos plácidos, sensatos.

Ahí poder sentir
sobre la cresta de un cielo neutro,
aunque irradie la humedad
o las mil un estrellas desaparezcan.
En tierra diminuto,
se hacen de valores los colores,
en un juego inocente
de conocer la diversión
de las frescas juventudes divinas.

*a las conexiones divinas.

sábado

Temperatura

En vísperas de verano
el sol y las nubes enciende
la energía de los cuerpos
motivan los sinceros lados,
perfumando de artificio
cambiando cada luna
dejando cada cielo en vano.

Son como mil sabores
de otros extremos lejanos,
como diez olores
que reaparecen momentáneos.

El hábil color de neutralizar
es el que recorrerá los extremos
volviendo nuestra ciudad un lago.


*de mil silencios y treinta y cuatro grados.

Imaginando esas mañanas

Buenos son los despertares
de mil arcos de viento
mientras veo y pienso
que estás envuelta de mañana. 

Buenos son aquellos momentos
que el cuerpo se siente contento
y se suaviza en la cama
lleno de energía y calma. 

En algún tiempo
se dispararán las flores
que permanecerán húmedas
sazonando el silencio
de pureza encandilada.

martes

Reacciona

En tu descaro
flota lleno de distorsión,
amalgámate con la turbulencia
para que ella no te arremeta
y quiera desestabilizar
los bordes de tu equilibrio.

En tu descaro
ríe del aire mismo
que ya no importe el silencio,
tus manos son más fuertes
cuando menos se ahuyentan,
cuando se desanclan y ruedan
al momento del tiempo perfecto.

*flota en el espacio.